Veinte años de la catástrofe de Bhopal

Veinte cosas que hay que saber sobre Dow Chemical

Russell Mokhiber y Robert Weissman 
 

Supongamos por un segundo, como hace la ley, que una gran empresa es una persona. Si una gran empresa es una persona, entonces ¿cómo es que no hay biografías de grandes empresas? Y no hablamos de biografías "oficiales", escritas por gente a sueldo de la empresa.

Naturalmente que existen. Pero, ¿por qué no hay biografías con todos sus defectos de las principales empresas estadounidenses? ¿Cómo por ejemplo Vida y época de General Motors?

En realidad, un historiador llamado Brad Snell lleva años trabajando en una biografía de este tipo sobre General Motors: con todos sus defectos. Dice que está casi terminada.

En 1974, Gerard Colby Zilg escribió un libro titulado DuPont: Behind the Nylon Curtain (DuPont: Detrás del telón de nylon), que era una biografía de DuPont Corporation. Con todos sus defectos.

Zilg dijo que su editor, presionado por DuPont, enterró el libro, que no llegó a ninguna parte.

Ahora viene Jack Doyle.

Doyle está tratando de labrarse una carrera profesional escribiendo biografías críticas de grandes empresas. En 2002, contratado por el Fondo de Salud Medioambiental, Doyle escribió su primera biografía de una empresa, titulada Riding the Dragon: Royal Dutch Shell & The Fossil Fire (Cabalgar sobre el dragón: Royal Dutch Shell y el fuego fósil.

Ahora, coincidiendo con el XX aniversario de la catástrofe de Bhopal, Doyle publica Trespass Against Us: Dow Chemical and the Toxic Century ( Nuestros deudores: Dow Chemical y el siglo tóxico) (Common Courage Press, 2004).

La medianoche del 2 de diciembre de 1984, la fábrica de pesticida de Union Carbide en Bhopal, la India, tuvo una fuga de 27 toneladas de gases letales que mataron inmediatamente a unas 8.000 personas y envenenaron a miles más.

Hoy en Bhopal, al menos 150.000 personas, incluidos hijos de padres que sobrevivieron a la catástrofe, padecen en su salud efectos relacionados con la exposición a los gases como cáncer, daños neurológicos, ciclos menstruales caóticos y enfermedades mentales.

Más de 20.000 personas no tienen más remedio que beber agua con niveles peligrosos de mercurio, tetracloruro de carbono y otros contaminantes orgánicos persistentes y metales pesados.

Activistas de todo el mundo --incluidos expertos en derechos humanos, legales, en salud medioambiental y de otras áreas-- se movilizarán en las próximas dos semanas para exigir que Dow Chemical, la actual propietaria de Union Carbide, responda de sus actos.

Henos aquí, 20 años después de la catástrofe, y la empresa responsable de este desastre y sus ex ejecutivos siguen siendo unos fugitivos de la justicia. Union Carbide y su ex presidente, Warren Andersen, fueron acusados de homicidio por las muertes de Bhopal, pero se niegan a comparecer ante los tribunales indios.

Se están organizando numerosos actos en todo el mundo para conmemorar el XX aniversario, como la publicación del pliego de acusaciones contra Dow tamaño libro de Doyle.

Doyle tomó el título de su libro, Nuestros deudores, del Padrenuestro:

El pan nuestro de cada día danos hoy,
y perdónanos nuestras deudas
así como nosotros perdonamos a nuestros deudores.

Le preguntamos a Doyle si estaba pidiendo a la humanidad --a las personas que han sido contaminadas por las sustancias químicas de Dow-- que perdonase a Dow como deudor.

--En absoluto --dijo Doyle--. Con la expresión "a nuestros deudores" intento hacer visible lo invisible: intento mostrar que hay fronteras que las sustancias tóxicas violan cada día. Las grandes empresas están obteniendo beneficios con la invasión de mi espacio personal, mi biología. No están controlando todos los costes de su operación, y nosotros estamos corriendo con los gastos de sus efectos externos en forma de enfermedades, dolencias, una inmunidad más baja, alteraciones en la reproducción, defectos de nacimiento, cáncer. Eso no está bien. Eso es una deuda mortal, una transgresión imperdonable que hay que detener. Claro que no pedimos a los consumidores que rueguen para que se perdone a las empresas: todo lo contrario. Hay que enjuiciarlas. Las empresas como Dow están haciendo lo que quieren todos los días con la deuda biológica.

Y el libro lo documenta.

En honor de los muertos y moribundos de Bhopal, les instamos a que compren el libro de Doyle. Cada vez que utilicen artículos de plástico comunes, piensen en la destrucción. Cada vez que utilicen Saran Wrap (originalmente un producto de Dow), pregúntense por las consecuencias.

Y para conmemorar el XX aniversario del crimen de Bhopal, presentamos 20 cosas que hay que recordar sobre Dow Chemical, la empresa actualmente responsable de Bhopal y prófuga de la justicia.

20. Agente naranja/napalm. El herbicida tóxico y la gelatina de gasolina utilizados en Vietnam creó horrores para jóvenes y viejos. Y un gran revuelo en Estados Unidos que obligó a Dow a replantearse su estrategia de relaciones públicas.

19. Rocky Flats. El emplazamiento secreto en Colorado de Dow Chemical desde 1952 hasta 1975, una pesadilla medioambiental para la zona de Denver.

18. Carga corporal. En marzo de 2001, los Centros para el Control de Enfermedades informaron de que la mayoría de los estadounidenses tiene niveles detectables de plásticos, pesticidas y metales pesados en la sangre y en la orina.

17. 2,4-D. Un herbicida producido por Dow Chemical. Sigue empleándose en la actualidad. Utilizado para matar las malas hierbas del césped, de los cultivos y de praderas, a lo largo de los derechos de paso de las empresas de servicios y de las vías de ferrocarril. Uno de sus ingredientes básicos es el agente naranja, el defoliante tóxico utilizado en Vietnam. El 2,4-D es el herbicida más usado en el mundo.

16. Mercurio. En Canadá, Dow produjo cloro empleando el método de celdas de mercurio desde 1947. Gran parte del mercurio fue reciclado, pero también se vertieron cantidades significativas en el medio ambiente en forma emisiones en la atmósfera, vertidos en el agua, lodos residuales y en productos finales. En marzo de 1970, los gobiernos de Ontario y Michigan detectaron niveles elevados de mercurio en los peces del río St. Clair, el lago St. Clair, el río Detroit y el lago Erie. Las autoridades estatales y locales demandaron a Dow por contaminación por mercurio.

15. PER. Percloroetileno, la sustancia peligrosa que se emplea en todas partes para la limpieza en seco. Dow trató de socavar alternativas más seguras.

14. 2,4,5 T. Uno de los ingredientes tóxicos del agente naranja. Doyle dice que "Dow luchó a brazo partido por este producto químico; persistió en todas las formas posibles ante los tribunales y los organismos públicos, en los niveles estatal y federal, para comprar más tiempo para este producto. Acudieron a los tribunales de Arkansas a principios de los años setenta para cuestionar al administrador de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA). Lo hicieron para ganar algo de tiempo extra para la comercialización, y consiguieron dos años, aunque parece que Dow ya sabía entonces que este producto era un mal agente, que había provocado defectos de nacimiento en animales de laboratorio, y también se estaba empezando a encontrar por entonces en la grasa del cuerpo humano. Pero hasta 1983 Dow no dejó de fabricar 2,4,5-T en Estados Unidos, y hasta 1987 no abandonó su producción en Nueva Zelanda. Y la demanda judicial sobre los efectos en la salud del 2,4,5-T continúa hasta la fecha."

13. Antisindicalismo. En 1967, los sindicatos representaban a casi todos los trabajadores de producción de Dow. Pero desde entonces, según el Departamento del Metal de la Federación Estadounidense del Trabajo-Congreso de Organizaciones Laborales, Dow emprendió una "injustificable campaña para deshacerse de los sindicatos."

12. Silicona. Ingrediente clave para los implantes de mamas de silicona, fabricado por una empresa conjunta de Dow y Corning (Dow Corning). Aumentó el tamaño para las mujeres, pero también las enfermó. Las enfermedades y el litigio continúan.

11. DBCP. Ingrediente activo tóxico del Fumazone, pesticida fabricado por Dow. Los médicos que sometieron a análisis a quienes trabajaban con DBCP pensaron que se habían hecho la vasectomía: no había presencia de esperma.

10. Dursban. El Chlorpyrifos, un pesticida tóxico que ha resultado tener los efectos de un agente nervioso que denunció Rachel Carson. También ensayado en presos en Nueva York en 1971 y en 1998 en un laboratorio de Lincoln, Nebraska. Sustituyó al DDT cuando éste fue prohibido en 1972. Es un gran superventas. En junio del 2000, la EPA limitó su uso.

9. Dow en Navidad. "El uso de plásticos de Dow por la industria del juguete es generalizado", alardeaba Dow Chemical en un memorándum interno de la empresa una temporada de Navidad, "y cada vez hay más materiales nuestros bajo el árbol de Navidad y sobre la mesa de cumpleaños, lo que hace muy felices a algunos niños, a algunas empresas de juguetes y a Dow". Entre las sustancias químicas empleadas en estos juguetes hay poliestireno, polietileno, resinas de copolímero de etileno, resinas de saran, resinas de PVC o vinilos y etilcelulosa. Y feliz año nuevo.

8. El Tittabawassee. Río y cuenca fluvial contaminados por Dow en su ciudad natal, Midland, Michigan.

7. Río Brazos, Freeport, Texas. Un titular de febrero de 1971 del Houston Post decía: "El río Brazos está muerto". En 1970 y 1971, las actividades de Dow en ese lugar vertieron más de 17.000 millones de litros de aguas residuales al día en el Brazos y en el golfo de México.

6. Intrusión tóxica. Doyle escribe: "Dow Chemical lleva casi un siglo contaminando propiedades y envenenando personas, a nivel local y a nivel mundial --envenenando a trabajadores, consumidores, comunidades y viandantes inocentes-- en la flora y la fauna de parajes silvestres, en la flora y fauna mundial y en el genoma mundial. Dow Chemical debe poner fin a esta intrusión tóxica."

5. Experimentos de Holmesburg. En enero de 1981, un artículo del Philadelphia Inquirer reveló que Dow Chemical había pagado a un dermatólogo de la Universidad de Pensilvania para que hiciera ensayos con dioxina con reclusos de la Prisión de Holmesburg, de Filadelfia. Los ensayos se realizaron en 1964 sobre 70 internos.

4. Muertes de trabajadores. Dow tiene una larga historia de explosiones e incendios en sus instalaciones, bien documentadas por Doyle en su libro. Un ejemplo: en mayo de 1979 una explosión destruyó las instalaciones de Dow Chemical en Pittsburgh, provocando la muerte de dos trabajadores y heridas a más de 45.

3. Tumores cerebrales. En 1980, los investigadores encontraron que 25 trabajadores de las instalaciones de la empresa de Freeport, Texas, tenían tumores cerebrales, 24 de los cuales fueron mortales.

2. Saran Wrap. La fina película de plástico tan valiosa en nuestras vidas. Producida por Dow hasta que los consumidores comenzaron a buscar productos de Dow para boicotearlos. Dow decidió abandonar los productos para el consumidor por este motivo --vendió Saran Wrap-- y desde entonces sólo fabrica productos químicos con los que se fabrican los productos para el consumidor.

1. Bhopal. El pan nuestro de cada día danos hoy, y perdónanos nuestras deudas así como nosotros tratamos de hacer que comparezcan ante la justicia a nuestros deudores.

R. Mokhiber es editor de Corporate Crime Reporter, con sede en Washington D.C. R. Weissman es editor de Multinational Monitor, con sede en Washington, D.C. Ambos son coautores de Corporate Predators: The Hunt for MegaProfits and the Attack on Democracy (Monroe, Maine, Common Courage Press, 1999).

Publicado originalmente por Focus on the Corporation. EEUU, versión en castellano reproducida con permiso de La Insignia, 29 de noviembre del 2004; traducción de Berna Wang

 
 

Regresar a Contaminación - Regresar a Ambiental.net