GEO Mercosur: Integración, comercio y ambiente

GeomercosurTapa1El reporte GEO MERCOSUR ofrece, por primera vez, un análisis sobre las relaciones entre el comercio y el proceso de integración regional, y su dimensión ambiental. El estudio repasa la situación en Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, para enfocarse en las estrechas relaciones entre los principales flujos de comercio exterior y sus implicancias ambientales, las negociaciones multilaterales y sus efectos en promover, o inhibir el desarrollo sostenible, y en las respuestas institucionales.

El estudio fue promovido por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), llevado adelante con consulta con los delegados de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay en el MERCOSUR y, en especial, en el subgrupo de trabajo No 6 (SGT 6) dedicado al tema ambiental. El estudio, coordinado por el Centro Latino Americano de Ecología Social (CLAES), aplicó la metodología conocida como GEO, donde se analizan las presiones que afectan el ambiente, sus impactos y las respuestas ensayadas para enfrentarlos.

Presentación

El GEO MERCOSUR se presentó en la reunión de Ministros del Ambiente del MERCOSUR, el pasado 14 de noviembre de 2008, en Rio de Janeiro (Brasil). Estuvieron presentes los ministros del ambiente de Brasil, Carlos Minc, y de Uruguay, Carlos Colacce, y autoridades de la Secretaría del Ambiente y Desarrollo Sustentable (Argentina), CONAMA (Chile) y la Secretaria del Medio Ambiente (Paraguay). El encuentro ministerial siguió a una reunión ordinaria del SubGrupo No 6 en Medio Ambiente del MERCOSUR.

Principales conclusiones y acciones

A continuación repasamos algunas de las principales conclusiones del reporte.

El comercio tiene profundas implicancias ambientales

En efecto: es una relación íntima. El uso de recursos naturales para mantener las principales exportaciones genera impactos ambientales de diverso tipo, tales como la pérdida de la biodiversidad, reducción de la superficie de las áreas silvestres y en efectos por generación de residuos, efluentes o emisiones.

El comercio genera efectos positivos al convertirse en muchos momentos en el motor del desarrollo económico, contribuyendo a la reducción de la pobreza y la promoción de la calidad de vida.

Sin embargo, los recursos naturales en muchos casos son limitados y las capacidades de los ecosistemas en amortiguar los impactos ambientales tienen límites así como implican importantes costos económicos. Por lo tanto, el futuro de esas corrientes exportadoras depende de la conservación e integridad de los ecosistemas.

Un vínculo complejo y extendido

Las relaciones entre ambiente, integración y comercio son mucho más complejas de lo que se ha asumido hasta hace muy poco tiempo atrás. El comercio exterior es muy importante para las economías nacionales, pero una alta proporción se basa en bienes primarios obtenidos de la Naturaleza. Estos representan, por lo menos, el 60,5% del total de las exportaciones de los países considerados en el reporte GEO MERCOSUR, y generan al menos 105 mil millones de dólares estadounidenses.

Este estrecho vínculo depende especialmente de la demanda de los mercados internacionales y, por lo tanto, está sujeto a los vaivenes de esos mercados. En varios casos persisten precios distorsionados y desfavorables, bajo mercados con muchas trabas.

Estos estrechos vínculos no son nuevos, un repaso de la historia muestra que el aprovechamiento de los recursos naturales para nutrir exportaciones que sustentaban las economías nacionales ha estado presente desde la colonización portuguesa y española. Hay casos muy conocidos, como la expansión del cultivo de café o la ganadería del tasajo.

Un marco ecológico compartido

Todos los países considerados en la evaluación GEO MERCOSUR comparten ecoregiones entre sí. Ninguno de ellos está ambientalmente aislado y, por lo tanto, no sólo es imperiosa la búsqueda de acciones coordinadas y acordadas frente a los temas ambientales, sino que es inevitable.

En especial son necesarios los esfuerzos sobre los recursos ecológicos compartidos y las ecoregiones compartidas. Esto implica profundizar y mejorar los actuales programas comunes, la mayor parte de ellos bilaterales y relacionados con las zonas de frontera, pero también ampliarlos y promover nuevos esfuerzos.

Ecoregiones en el GEO MERCOSUR

ecoregiones

El comercio como un medio para el desarrollo sostenible

Existe un consenso en que el comercio no es un fin en sí mismo, sino un medio necesario para poder promover el desarrollo sostenible, elevando la calidad de vida de las personas y asegurando la calidad ambiental. La integración regional entendida como un proceso multidimensional ofrece todavía más oportunidades para alcanzar esas metas. Ello se debe a que además de los aspectos comerciales, incorpora otras dimensiones, tales como la política, productiva, cultural, etc.

Políticas comerciales y ambiente

  • Los estudios promovidos por el PNUMA sobre las relaciones entre comercio y ambiente arrojan importantes lecciones para el GEO MERCOSUR. Por ejemplo, en el caso de los estudios sobre las exportaciones de arroz y los aspectos ambientales, entre varios puntos se concluyó:
  • Cuando se generan políticas comerciales, desde un inicio se debe enfocar el objetivo de minimización del daño ambiental.
  • Cuando no crean políticas integradas, se pueden generar daños ambientales que tienen costos económicos elevados.
  • El aumento de la concientización es crucial para inducir a que los tomadores de decisiones adopten políticas ambientales reforzadas.
  • Las metodologías de evaluación y los paquetes de respuesta a las políticas deben estar adaptados a las condiciones, necesidades y prioridades locales.
  • La coordinación inter-ministerial es un elemento importante para la creación de estas políticas.
  • Es crucial que la evaluación e implementación de estas políticas sea un proceso abierto, transparente e informado.

 

El contexto internacional

El contexto internacional es ampliamente favorable a considerar los aspectos ambientales en el desarrollo y en el comercio. Los casos de la Cumbre de Johannesburgo 2002 o la Iniciativa Latinoamericana y Caribeña para el Desarrollo Sustentable son ejemplos de esta perspectiva. Además, la opinión pública internacional se ha movilizado por diversos temas ambientales como el cambio climático global.

En la Organización Mundial de Comercio se deben considerar varios aspectos como, por ejemplo, el uso de restricciones ambientales, un abordaje positivo para incorporar los bienes y servicios ambientales, o el reclamo frente al proteccionismo agrícola en los países industrializados.

Los países considerados en el GEO MERCOSUR se han incorporado a todos los principales convenios internacionales en temas ambientales, como la Convención de la Diversidad Biológica o el Convenio Marco sobre Cambio Climático.

Conservación de la biodiversidad

Es importante redoblar los esfuerzos para asegurar la protección del patrimonio ecológico de los países considerados en el reporte. Es necesario aumentar la superficie bajo protección dentro de varias ecoregiones así como incrementar la representatividad de algunos tipos de ambiente. El reporte recuerda que hay ecoregiones que se desempeñan como “bisagras”, ya que se extienden entre varios países, y que requieren acciones de conservación y manejo sustentable bajo estrategias coordinadas. La estrategia recientemente aprobada sobre biodiversidad del MERCOSUR es un paso importante en ese sentido.

Competitividad ambiental

Es interesante analizar las oportunidades o restricciones que resultan de medidas ambientales sobre la competitividad comercial. Esto incluye tanto la remoción de medidas comerciales injustificadas desde el punto de vista comercial, como la necesidad de aplicar restricciones para la protección del ambiente y la salud. Pero también se deben valorar los casos exitosos de corrientes exportadoras basadas en la exigencia ambiental. Esos ejemplos son clave para desarticular una de las más comunes críticas que se hace contra la consideración de la dimensión ambiental: que impiden el libre comercio y, por lo tanto, ponen en riesgo sus exportaciones. Por el contrario, casos como la producción agropecuaria orgánica, muestran exportaciones que se basan en altos estándares ambientales, y con netos beneficios en nuestros países al reducir, por ejemplo, el uso de agroquímicos.

Internalización de los costos ambientales

El aprovechamiento de recursos naturales para exportarlos, así como los productos que se reciben importados, en muchos casos están asociados a impactos ambientales que no son valorados económicamente. Por lo tanto, es importante promover las acciones que permitan internalizar esos costos ambientales.

El papel de las empresas

Las grandes empresas juegan un papel muy importante en la relación comercio y ambiente, y en varios casos son el corazón de cadenas productivas basadas en la apropiación y comercialización de recursos naturales. Por lo tanto, la incorporación de la dimensión ambiental las debe atender, y existen iniciativas actualmente en marcha en ese sentido, como las referidas a la Producción más Limpia.

Coordinación productiva

La presión sobre los recursos naturales se podría manejar mejor, e incluso se reduciría, si los términos de intercambio mejoran, y el volumen físico exportado se redujera. Un paso importante en este sentido es promover una coordinación productiva, dando los pasos hacia políticas sectoriales comunes, tal como anuncia el Tratado de Asunción. Esta coordinación productiva podría permitir una complementación ecológica entre las diferentes ecoregiones, bajo la cual los usos productivos se adaptan a las aptitudes y potencialidades ecológicas de cada región. Su objetivo es lograr los mejores balances posibles entre los usos productivos y los impactos ambientales que éstos ocasionan, reduciendo los insumos de materia y energía, y sus efectos ambientales.

Infraestructura

El reporte GEO MERCOSUR expresa la importancia de establecer criterios ambientales en los proyectos regionales en infraestructura, bajo criterios consensuados y efectivos. Recodemos, por ejemplo, que en la Iniciativa en Infraestructura Regional Sur Americana (IIRSA), de los diez ejes de integración reconocidos, nueve de ellos involucran a los países considerados en este análisis.

Inversiones y flujo capital

En el análisis de las presiones y fuerzas motrices realizado en el reporte GEO MERCOSUR se encontraron ejemplos donde el flujo de capitales y las inversiones son determinantes en el uso de los recursos naturales. Si bien los países necesitan recibir inversiones para contribuir a financiar sus programas de desarrollo, está claro que se deben considerar criterios ambientales que impidan que se conviertan en factores de deterioro ambiental. Existen varias iniciativas en estas cuestiones, como las lideradas por el PNUMA, y otras por el sector bancario (bajo los Principios Ecuador).

Información e indicadores

Los países participantes del GEO MERCOSUR han logrado avances en la cooperación en las áreas de información, sistema de alerta y en mecanismos para compartir información en casos de accidentes ambientales. Estas líneas de acción son muy importantes y podrían ser ampliadas a nuevos aspectos, como pueden ser indicadores ambientales consensuados a nivel regional. En ese camino, todos los países considerados en el reporte GEO MERCOSUR han aprobado los indicadores de seguimiento de la Iniciativa Latinoamericana y del Caribe para el Desarrollo Sostenible (ILAC).

Participación ciudadana

Los mecanismos de acceso a la información y participación pública contribuyen a dotar de legitimidad a la incorporación de las medidas ambientales en la integración regional, y a su vez sirven para responder a las demandas ciudadanas.

Profundizar la incorporación de la dimensión ambiental en la integración regional.
El MERCOSUR busca fortalecer los aspectos ambientales con nuevos compromisos generados desde el SubGrupo de Trabajo No 6 (SGT 6). La experiencia internacional apunta en el mismo sentido, dejando en claro la importancia de acciones en este sentido, y alcanzando a los más altos niveles en la toma de decisiones del MERCOSUR, especialmente descansando en un enfoque precautorio y facilitando el abordaje de los problemas ambientales en su fuente de origen.

Etica ambiental

La discusión sobre los valores y una nueva ética en la relación con el ambiente han cobrado enorme importancia para promover el desarrollo sostenible. Existen antecedentes claves de estos aspectos en el MERCOSUR, ya que en la estrategia de biodiversidad aprobada por los ministros del ambiente se indica que la diversidad biológica posee un valor intrínseco y debe ser respetada independientemente del valor o uso que pudiera serle atribuido por las poblaciones humanas. Este reconocimiento constituye un notable paso adelante al vincular la conservación y el desarrollo a un imperativo ético.

 

 

     Ideas claves, acciones y propuestas

  • El contexto internacional es ampliamente favorable a incorporar aspectos ambientales en el desarrollo y en el comercio.
  • Se debe profundizar la incorporación de la dimensión ambiental en la integración regional.
  • Se debe avanzar en estrategias coordinadas de conservación de la biodiversidad y profundizar esquemas acordados de gestión ambiental en zonas de frontera y con recursos compartidos.
  • Es importante continuar analizando las implicancias de las medidas ambientales en el comercio para evitar el uso de trabas injustificables.
  • Se deben identificar y difundir los casos exitosos de flujos comerciales que descansan en la calidad ambiental de los procesos productivos o los productos.
  • Es importante continuar explorando formas de reducción de las asimetrías, promoción de la armonización y articulación de medidas ambientales.
  • Se deben internalizar los costos económicos de los impactos ambientales.
  • Es importante explorar la cooperación y la coordinación del MERCOSUR con otros acuerdos regionales que consideran temas ambientales.
  • Las empresas juegan un papel importante en la relación comercio y ambiente, que debe ser atendido, promoviéndose estrategias de producción limpia y de responsabilidad social.
  • El intercambio de información y la coordinación de esquemas de certificación y ecoetiquetado es importante.
  • La coordinación productiva alentada por el MERCOSUR contribuiría a reducir la presión sobre varios ecosistemas.
  • Los programas de infraestructura en transporte y energía deben incorporar los aspectos ambientales desde su propia concepción.
  • Las inversiones y flujo de capital no pueden entrar en conflicto con la gestión ambiental y, por lo tanto, se deben promover esquemas de responsabilidad y regulación.
  • El intercambio de información y la coordinación en las alertas tempranas y frente a accidentes deben ser mantenidos y ampliados.
  • Se debe explorar la generación de indicadores consolidados para toda el área del GEO MERCOSUR.
  • La participación ciudadana y el acceso a la información contribuye a fortalecer el proceso de integración regional.
  • La coordinación regional frente a los espacios de negociación global mejora las posibilidades de lograr reformas orientadas a la sostenibilidad.

Descargar el informe completo aquí …